Page 6 - baluarte
P. 6

1ª CORINTIOS

                                La primera carta del apóstol Pablo a los Corintios es el sép-
                                timo libro que tenemos recogido en el Nuevo Testamento.
                                Sin embargo, aunque reciba el nombre de “1ª Corintios”,
                                esta no fue la primera carta que el apóstol dirigió a la iglesia
                                de Corinto. En el capítulo 5 de 1ª Corintios leemos que Pablo
                                dice: Os he escrito por carta, que no os juntéis con
                                los fornicarios; no absolutamente con los fornicarios
     de este mundo, o con los avaros, o con los ladrones, o con los idólatras;  pues en
     tal caso os sería necesario salir del mundo. Más bien os escribí que no os juntéis
     con ninguno que, llamándose hermano, fuere fornicario, o avaro, o idólatra, o
     maldiciente, o borracho, o ladrón; con el tal ni aun comáis. (5:9-11).
     De hecho, uno de los motivos que tenía Pablo para escribir la carta que hoy llamamos “1ª
     Corintios” fue el de aclarar aquella primera carta que había enviado anteriormente (una carta
     que no ha llegado hasta nuestros días, que Dios en su providencia no quiso que formara
     parte del canon del Nuevo Testamento). Pero no era la única razón que tenía el apóstol para
     escribir esta carta:
      • La iglesia de Corinto también dirigió una carta al apóstol (7:1), probablemente entregada
      por Estéfanas, Fortunato y Acaico (16:17).
      • La familia de Cloé informó al apóstol de las contiendas y divisiones en la iglesia (1:11).
      • Había llegado a oídos de Pablo la inmoralidad de la iglesia (5:1).
     La iglesia de Corinto fue fundada por el apóstol Pablo durante su segundo viaje misionero
     (Hch. 18:1-21). En aquella época la ciudad de Corinto pertenecía a la provincia romana de
     Acaya, y debido a su situación estratégica - pues estaba situada en el istmo que une el Pe-
     loponeso con la Grecia continental - se convirtió en una de las principales ciudades comer-
     ciales del Mediterráneo.
     Pablo escribió esta carta en Éfeso (16:8-9), donde estuvo dos años durante su tercer viaje
     misionero (Hch. 19:10), de ahí que la carta pueda datarse de alrededor del año 55 d.C. La
     carta presenta la siguiente estructura:
      1. Salutación (1:1-3)
      2. Acción de gracias por la iglesia (1:4-9)
      3. Divisiones en la iglesia (1:10-4:21)
      4. Inmoralidad en la iglesia (5-6)
      5. El matrimonio cristiano (7)
      6. La libertad cristiana (8:1-11:1)
      7. La adoración en la iglesia (11:2-34)
         a. El velo de las mujeres (11:2-16)
         b. El ágape y la Cena del Señor (11:17-34)
      8. Los dones espirituales (12-14)
         a. La diversidad de dones del Espíritu (12)
         b. El amor, condición esencial para el ejercicio de los dones (13)
         c. El lugar del don de lenguas en la iglesia (14)
      9. La resurrección de los muertos (15)
      10. Temas personales y saludos finales (16)
                                                          Recopilado de diversas fuentes.
   1   2   3   4   5   6   7   8