Page 1 - baluarte
P. 1

...columna y baluarte de la verdad.                 1ª Timoteo 3:15

     Boletín bimestral de la Iglesia en Avd. Mistral, 85-87 de Barcelona  Septiembre-Octubre 2021  nº 86
                 editoriaL                  menos: Si el mundo os aborrece, sabed
       PERSEGUIDOS POR CAUSA                que a mí me ha aborrecido antes que a
                DE CRISTO                   vosotros.  Si  fuerais  del  mundo,  el
                                            mundo amaría lo suyo; pero porque no
       Bienaventurados los que padecen      sois del mundo, antes yo os elegí del
      persecución por causa de la justicia,  mundo, por eso el mundo os aborrece.
        porque de ellos es el reino de los   Acordaos de la palabra que yo os he
      cielos. Bienaventurados sois cuando   dicho:  el  siervo  no  es  mayor  que  su
         por mi causa os vituperen y os     señor. Si a mí me han perseguido, tam-
      persigan, y digan toda clase de mal   bién a vosotros os perseguirán; si han
      contra vosotros, mintiendo. Gozaos y  guardado mi palabra, también guarda-
     alegraos, porque vuestro galardón es   rán la vuestra. (Jn. 15:18-20).
        grande en los cielos; porque así    ¿Cómo podemos afrontar la persecución?
        persiguieron a los profetas que     Nosotros  no  somos  héroes,  más  bien
           fueron antes de vosotros.        somos débiles; nos asustamos ante la po-
                                            sibilidad del sufrimiento y la vergüenza.
                (Mateo 5:10-12)             Sin embargo, gozamos de un recurso por
            o se equivoca Jesús al pronunciar  medio  del  cual  Dios  nos  da  fuerzas  en
     ¿Nestas palabras? ¡En ninguna ma-      nuestra debilidad: la oración. Los apósto-
     nera! El apóstol Pablo dice en la misma  les oraron cuando fueron perseguidos: al-
     línea: Y también todos los que quieren  zaron unánimes la voz a Dios, y dijeron:
     vivir piadosamente en Cristo Jesús pa-  Soberano Señor (...) mira sus amena-
     decerán persecución (2 Ti. 3:12). Si los  zas, y concede a tus siervos que con
     que han tomado la decisión de seguir a  todo denuedo hablen tu palabra (Hch.
     Jesús  como  Señor  no  saben  que  les  4:24,29).  La  iglesia  debe  orar  por  sus
     aguarda la incompresión y el rechazo de  miembros  que  sufren  persecución.  Por
     la sociedad, tan pronto se presenten estas  medio de la oración podemos cooperar en
     circunstancias se sentirán confundidos, se  la obra de nuestros hermanos persegui-
     asustarán. Pero gracias a las palabras de  dos (2 Co. 1:11).
     Jesús, sus discípulos pueden ahora pre-
     pararse mental y espiritualmente para lo          F. González Moreno
     que les espera.                            (adaptado de www.protestantedigital.com)
     ¿Cuál es la causa de la persecución? Vi-
     vimos en un mundo cuyo príncipe es Sa-
     tanás, un mundo de tinieblas, gobernado
     por el pecado, que no quiere venir a la luz.
     De  hecho,  Jesús  sufrió  ese  aborreci-
     miento,  y  sus  seguidores  no  seremos
   1   2   3   4   5   6