Page 7 - baluarte
P. 7

CELEBRAN su CUMPLEAÑOS



       Mes de enero
       Día  09 . . . . . . . . Eduardo Vidal Giró
        “     10 . . . . . . . . Joana Puig Panella       Por cuanto en mí ha
        “     12 . . . . . . . . Antonio Castillo Ruiz      puesto su amor,
                                                         lo saciaré de larga vida,
                                                            y le mostraré mi
       Mes de febrero                                          salvación.
       Día  15 . . . . . . . . Juan Lerma Lomas              Salmo  91:14a,16
        “     26 . . . . . . . . Jutta Hayek Jahn


                A todos les deseamos las más ricas bendiciones del Señor y
                              ¡¡MUCHAS FELICIDADES!!




                      PROMESAS DEL SEÑOR

                             SIEMPRE  TE  AYUDARÉ
        No temas, porque yo estoy contigo; no desmayes, porque yo soy tu Dios
      que te esfuerzo; siempre te ayudaré, siempre te sustentaré con la diestra de
                                     mi justicia.
                                    (Isaías 41:10)
                               Dios nos garantiza su ayuda. El Señor nos dice: te ayu-
                               daré.  Si  vana  es  la  ayuda  de  los  hombres (Sal.
                               60:11b), la ayuda de Dios es más que ayuda, pues lleva
                               toda la carga y suple toda carencia: El Señor es mi ayu-
                               dador; no temeré lo que me pueda hacer el hombre.
    (He. 13:6). Su ayuda siempre es oportuna, siendo nuestro pronto auxilio en las tri-
    bulaciones (Sal. 46:1b).
    Nuestra experiencia es que el Espíritu nos ayuda en nuestra debilidad (Ro. 8:26);
    nuestra esperanza es la del salmista: Alzaré mis ojos a los montes; ¿de dónde ven-
    drá mi socorro? Mi socorro viene de Yahweh, que hizo los cielos y la tierra. (Sal.
    121:1-2). Por eso nuestra oración es: Yahweh, sé tú mi ayudador (Sal. 30:10b), es-
    perando que nuestra canción pronto será: Yahweh, me ayudaste y me consolaste
    (Sal. 86:17). Puesto que Dios ha sido nuestro refugio en el pasado, tenemos confianza
    en que lo será también en el presente y en el futuro.


                               Adaptado de Libro de cheques del banco de la fe de C.H. Spurgeon
   2   3   4   5   6   7   8