Page 4 - baluarte
P. 4

Leyendo los evangelios vemos que la oración era fundamental para Jesús. A través de
     la oración, Jesús gozaba de un tiempo de comunión íntima y refigerio con su Padre ce-
     lestial en medio de su ajetreado ministerio. Jesús necesitaba orar al Padre. Dice en el
     evangelio de Lucas: se reunía mucha gente para oírle, y para que les sanase de
     sus enfermedades. Mas él se apartaba a lugares desiertos, y oraba. (Lc. 5:15b-
     16). Por eso siempre encontraba tiempo para la oración. A veces vemos a Jesús orar
     por la noche, como por ejemplo tras la multiplicación de los cinco panes y los dos peces:
     Despedida la multitud, subió al monte a orar aparte; y cuando llegó la noche,
     estaba allí solo. (Mt. 14:23). También le vemos despertándose temprano para orar:
     Levantándose muy de mañana, siendo aún muy oscuro, salió y se fue a un
     lugar desierto, y allí oraba. (Mr. 1:35). Si nuestro Maestro nos dejó tan gran ejemplo,
     ¿cómo no hemos de seguirlo? Más aun cuando Jesús nos dice: Yo soy la vid, vosotros
     los pámpanos; el que permanece en mí, y yo en él, éste lleva mucho fruto;
     porque separados de mí nada podéis hacer. (...) Si permanecéis en mí,  y mis
     palabras permanecen en vosotros, pedid todo lo que queréis, y os será hecho.
     (Jn. 15:5,7). En este sentir, oremos por:
        Por la situación que se ha desencadenado entre Rusia y Ucrania. El conflicto
        ha perdido foco informativo, pero sigue vigente, así como sus terribles consecuencias,
        que a nosotros nos salpican en forma de inflación y problemas de trabajo.
        Por el fin definitivo de la pandemia. Aunque la pandemia no ha acabado, la gente
        se ha relajado y los casos positivos han vuelto a repuntar. Ahora en verano, con
        menos efectivos en sanidad por el periodo vacacional, podemos volver a niveles pe-
        ligrosos.
        Por los hermanos que disfrutarán sus vacaciones fuera. Que el Señor les
        guarde del mal y que tengan un tiempo de reposo y de crecimiento espiritual en
        Cristo.
        Por las actividades de la iglesia. En verano solo se mantiene el culto del parti-
        miento del pan del domingo por la mañana y el culto de oración del martes. Que el
        Señor nos ayude a glorificarle en los cultos y a aprovechar el parón de actividades
        para crecer espiritualmente.
        Por la Iglesia perseguida. Un pastor cubano ha sido condenado a siete años de
        prisión por el régimen comunista. En Nigeria el nivel que están alcanzando los ata-
        ques contra cristianos es muy preocupante.




     Gracias a Dios la intervención a la que fue sometida nuestra hermana Pilar Carreras
     fue bien, pero por su proceso sigue necesitando nuestras oraciones. No dejemos de
     orar tampoco por Rosa Caballero, hija de nuestros hermanos Alberto y Rosario.
     La lista de hermanos que necesitan nuestras oraciones es muy larga, entre ellos Rosa
     Rodríguez, Joan Pujolà, Juan Federico, Conchita de la Vega, Paco Montes,
     Jutta Hajek, Antonio Castillo, Juan Lerma, Joana Puig, Roser Fernández, Ma-
     ruja Coronado, Tere Borrás, María Cuscó, Josefina Medina y Orlando (hijo de
     nuestra hermana Reina Isabel).
   1   2   3   4   5   6   7   8