Page 4 - baluarte
P. 4

100:Butlleti 08  17/12/2023  23:08  Página 4






          Realmente es un privilegio poder dirigirnos al Dios omnipotente y misericordioso. Y no              EL PELIGRO DE OÍR SIN OBEDECER
          solo el dirigirnos a Dios, sino el poder llamarle Padre. Sin embargo, cuando no perse-
          veramos en la oración, estamos desperdiciando este privilegio. Hay personas que darían  Cualquiera, pues, que me oye estas palabras, y las hace, le compararé a un
          una fortuna por tener una cita con un artista, con un deportista o con alguien influ-   hombre prudente, que edificó su casa sobre la roca. Descendió lluvia, y
                                                                                                  vinieron ríos, y soplaron vientos, y golpearon contra aquella casa; y no
          yente. ¡Y nosotros dejamos escapar la oportunidad de tener comunión con el Rey de       cayó, porque estaba fundada sobre la roca. Pero cualquiera que me oye
          reyes y Señor de señores! Además, este privilegio no lo tenemos limitado a una cita o   estas palabras y no las hace, le compararé a un hombre insensato, que
          a unos breves momentos, sino que podemos acudir al Señor en oración en cualquier mo-      edificó su casa sobre la arena; y descendió lluvia, y vinieron ríos, y
          mento. En otras palabras, podemos perseverar en la oración porque Dios está dispuesto   soplaron vientos, y dieron con ímpetu contra aquella casa; y cayó, y fue
          a oírnos en cualquier momento y en cualquier situación. Dice David en el salmo 55:                                grande su ruina.
          Tarde y mañana y a mediodía oraré y clamaré, y él oirá mi voz. (Sal. 55:17). No                                    (Mateo 7:24-27)
          importa el momento, Dios siempre está dispuesto a oír nuestras oraciones. Por eso la
          Biblia nos exhorta a perseverar en la oración. Solo el apóstol Pablo nos dice: Orad sin                 Lo que a primera vista parece ser un relato muy sencillo, es de
          cesar. (2 Tes. 5:17), sed constantes en la oración (Ro. 12:12c), sean conocidas                         hecho un comentario poderoso sobre las personas que tienen la
          vuestras peticiones delante de Dios en toda oración y ruego (Fil. 4:6) y Perse-                         cabeza llena de conocimientos, pero el corazón vacío de fe, con-
                                                                                                                  trastando los que obedecen con los que no lo hacen. Algunas
          verad en la oración (Col. 4:2a). Y es que, ¿cómo no perseveraremos en semejante                         personas oyen y actúan de acuerdo con el mensaje, mientras
          privilegio? Así pues, oremos:                                                                           que otras oyen pero no actúan. La lección clara de nuestro Señor
            Por la situación política a nivel mundial. Que el Señor guíe a nuestros gober-    es que la diferencia entre ambos es un asunto de consecuencias eternas.
            nantes nacionales y a quienes tienen responsabilidad en el ámbito internacional para  Esto es una repetición final del tema central del Sermón del monte: los que carecen de
            que este año que empieza podamos vivir quieta y reposadamente (1 Ti. 2:2).        justicia genuina no entrarán en el reino de los cielos: Porque os digo que si vuestra
            Por el proceso de renovación de la iglesia. Que el Señor nos dé sabiduría y hu-   justicia no fuere mayor que la de los escribas y fariseos, no entraréis en el reino
            mildad por medio del Espíritu Santo para saber cómo debemos servirle en su obra.  de los cielos. (Mt. 5:20). Las palabras se dirigen a quienes profesan conocer a Dios y
            Que todo lo que hagamos sea para que su nombre sea glorificado.                   creen que son parte del reino, pero cuyas vidas no revelan el carácter del Rey.
            Por nuestros familiares y amigos que no conocen al Señor. Que el Señor nos        En el pasaje se describe a dos hombres que representan a dos clases de oidores:
            ayude a predicarles el evangelio y que a través de él transforme sus corazones.   ambos edificaron casas, aparentemente en la misma zona, puesto que fueron batidas
            Por la situación de hermanos y otras personas nuevas que llegan a la igle-        por la misma tormenta e inundación. Las casas serían probablemente muy semejantes,
            sia. Hay muchas personas que están llegando a nuestra iglesia que viven situacio-  y la única diferencia que menciona Jesús son los cimientos sobre los que fueron edifi-
            nes realmente precarias. Oremos para que Dios provea por sus necesidades, no solo  cadas. Un hombre edificó sobre la roca y el otro edificó sobre la arena.
            materiales, sino también espirituales.                                            Obedecer las palabras de Cristo es equivalente a edificar una casa sobre roca sólida.
            Por la Iglesia perseguida. Los grandes factores que motivan la persecución con-   Muchos pasajes nos muestran que los creyentes genuinos oyen la palabra de Cristo y
            tra los cristianos alrededor del mundo son el extremismo islámico en el África sub-  la siguen, conocen sus mandamientos y los guardan. No dicen que conocen a Dios y
            sahariana, los gobiernos islámicos en Oriente Próximo, el ateísmo comunista en    le niegan con sus hechos. Dice el apóstol Juan en su primera carta: Y en esto sabe-
            Corea del Norte, China o Cuba; el nacionalismo hindú en India y Nepal, el naciona-  mos que nosotros le conocemos, si guardamos sus mandamientos. El que dice:
            lismo budista en Myanmar y Bután y los cárteles de droga en Latinoamérica.        Yo le conozco, y no guarda sus mandamientos, el tal es mentiroso, y la verdad no
                                                                                              está en él; pero el que guarda su palabra, en éste verdaderamente el amor de Dios
                                                                                              se ha perfeccionado; por esto sabemos que estamos en él. El que dice que per-
                                                                                              manece en él, debe andar como él anduvo. (1 Jn. 2:3-6).
          No nos olvidemos de orar por nuestros hermanos que están atravesando pruebas y di-  Ser justificado por la fe garantiza nuestra santificación, pues sin santidad nadie verá a
          ficultades, como Juan Lerma, Enric Carregui o la familia de nuestro hermano En-     Dios (He. 12:14). Por eso el que se salva es el que hace la voluntad del Padre. Si una
          carnación.
                                                                                              persona vive en desobediencia, no importa que afirme servir a Dios: Profesan cono-
          No dejemos tampoco de orar por Caridad López, Pilar Carreras, Rosa Rodríguez,       cer a Dios, pero con los hechos lo niegan, siendo abominables y rebeldes, re-
          Joan Pujolà, Juan Federico, Pedro Puigvert, Eduardo Vidal, Antonio Castillo,        probados en cuanto a toda buena obra. (Tit. 1:16). Edificar sobre la arena es el
          Joana Puig, Roser Fernández, Tere Borrás, María Cuscó, Rosa Carmen Martí-           camino fácil: oír y no obedecer. Pero el juicio (el viento y la tempestad) pondrá de ma-
          nez, Josefina Medina, Orlando (hijo de nuestra hermana Reina Isabel) y Rosa Ca-     nifiesto la falsedad de los que no son verdaderos creyentes.
          ballero (hija de nuestros hermanos Alberto y Rosario).                                                                J. MacArthur (adaptado de El evangelio según Jesucristo)
   1   2   3   4   5   6   7   8