Església Evangèlica
av. Mistral, nº 85-87
08015-Barcelona
Email:
tel.: 93 372 1632
El boletín de la iglesia
Estudios
Selección de sermones
Conferencias
Boletín evangelístico
Boletín Verdad Viva
Opinión
 

La Homosexualidad

por Félix Ortiz


Felix Ortiz está vinculado al movimiento Ágape ( de Campus Crusade for Christ Int.) y también es director asociado para España del ministerio de Josh McDowell. Es licenciado en Historia por la Universidad de Zaragoza y Máster en Educación Cristiana del Southwestern Baptist Theological Seminary en Fort Worth, Texas, USA.

1.      PERSPECTIVA BÍBLICA.

 

A.    El Antiguos Testamento

 

En la primera parte de la Biblia nos encontramos básicamente con dos tipos de pasajes que abordan el tema de la homosexualidad

 

1.      Sodoma y Gabaa Se traía de dos pasajes extraños. El primero es ampliamente conocido y se encuentra en Génesis 19:1-13. Los ángeles enviados por Dios para la destrucción de las malvadas ciudades del valle se hospedan en casa de Lot, el sobrino de Abraham. Cuando los habitantes de la ciudad se enteran, cercan la casa de Lot y piden a éste que les entreguen a los huéspedes para tener relaciones sexuales con ellos (parece deducirse del contexto que se trataría de llevar a nabo una violación homosexual en grupo). Lot se niega y ofrece a cambio a sus hijas. Ante la creciente violencia de los sodomitas, los ángeles intervienen y ciegan a los habitantes de la ciudad. El resto, la destrucción de las ciudades es ampliamente conocido.

 

2.      Gabaa es un episodio similar. Un levita de camino hacia su destino, decide pasar la noche en Gabaa, localidad de la tribu de Benjamín. Allí es alojado por un anciano en su propia casa. Algunos habitantes de la población al enterarse de ello, piden al anfitrión les entregue al huésped ón en grupo,

 

3.      Los otros dos pasajes se encuentran en el libro de Levítico y como afirma John Stott en su libro. Homosexualidad ¿una opción cristiana?, ambos están en el contexto de los códigos de santidad dados por Dios para el pueblo de Israel. Estos códigos tenían como finalidad instar al pueblo de Israel, a guardar las leyes de Dios y no imitar ni a sus vecinos de Canaán ni a Egipto, el pueblo donde habían vivido en esclavitud. Ambos pueblos practicaban una amplia gama de relaciones sexuales a niveles no permitidos para los seguidores de Dios. Los pasajes de ítico dicen lo siguiente:

 

a.       No te acuestas con un hombre como si te acostaras con una Ése es un acto infame (18:22) Dios habla hoy.

 

b.      Si alguien se acuesta con un hombre como si se acostara con una mujer, se condenará a muerte a los dos. y serán responsables de su propia muerte, pues cometieron un acto

 

 

B.     El Nuevo Testamento

 

En la segunda parte de las Escrituras las referencias aparecen en los escritos paulinos. Vamos a revisar los comentarios hechos por el apóstol..

 

1.     Romanos 1:18-32 Es un pasaje largo en el que Pablo hace una descripción de la perversión y corrupción del mundo clásico grecorromano. Los versículos 26 y 27 son los que abordan el lema de la homosexualidad, en ellos leemos:

 

a.      Por eso, Dios los ha abandonado a pasiones vergonzosas. Incluso sus mujeres han cambiado las relaciones naturales por las que van contra naturaleza, y, de la misma manera los hombres han dejado sus relaciones naturales con la mujer y arden en malos deseos los unos por los otros. Hombres con hombres cometen acciones vergonzosas, y sufren en su propio cuerpo el castigo de su perversión. (Dios habla hoy)

 

2.     La siguiente cita paulina la encontramos en 1 Corintios 6:9-10. La referencia a la homosexualidad no aparece aislada, sino en el contexto de una serie de conductas que incapacitan para la entrada en el reino da Dios. Pablo afirma:

 

a.      ¿No sabéis que los malvados no tendrán parte en el reino de Dios? No os dejéis engañar, pues en el reino de Dios no tendrán parte los que cometen inmoralidades sexuales, ni los idólatras, ni los que cometen adulterio, ni los afeminados, ni los hombres que tienen trato sexual con otros hombres, ni los ladrones, ni los avaros, ni los borrachos, ni los difamadores, ni los tramposos. (Dios habla hoy)

 

3.      La última referencia del apóstol la encontramos en 1 Timoteo 1:8-11. El contexto del pasaje es una explicación que Pablo hace acerca del propósito de la ley moral de Dios.

 

a.     Sabido es que la ley es cosa excelente, si se aplica con rectitud. Sabido es también que la ley no está hecha para los buenos ciudadanos; está hecha para los malvados y los rebeldes, para los impíos y pecadores, para los sacrílegos y profanadores de lo santo, para los parricidas y los matricidas, para los asesinos, los lujuriosos, los homosexuales y los que trafican con personas, para los embaucadores y perjuros y, en una palabra, para iodo vicio que se oponga a la sana enseñanza del glorioso mensaje de salvación que el bienaventurado Dios me ha confiado. (Nuevo Testamento Interconfesional)

 

2.      OBJECCIONES

 

Hasta aquí hemos visto los pasajes bíblicos que lidian con el tema de la homosexualidad. Sin embargo, existen autores, tanto homosexuales como heterosexuales, que defienden tesis contrarias y que afirman, que de los versículos citados en la Escritura no se puede deducir una condena de todo tipo de práctica homosexual sino tan sólo de algunas de ellas. A continuación reproducimos la interpretación que de los pasajes antes mencionados hace ACGIL (Associació cristiana de gais i lesbianes) y paralelamente la exégesis que de los textos hacen Stott y otros autores.

 

A.    Antiguo Testamento

 

1.      Génesis 19, el episodio de Sodoma. La historia de Sodoma y Gomorra no condena la homosexualidad, sino la ofensa de haber ido contra el deber sagrado de la Hospitalidad. Así es como Ezequiel 16:48-49 y Sabiduría 9:13-14 interpretan este texto. Del texto de Génesis y de las alusiones que a él hacen los otros pasajes del Antiguo Testamento:

 

a.       Se puede deducir la injusticia y el quebrantamiento de las leyes de hospitalidad por parte de los habitantes de Sodoma

 

b.      No se puede inferir, sin más, que se tratara concretamente de un intento de violación homosexual.

 

c.       No se puede sostener que el castigo fuera dirigido contra el pecado homosexual, sino más bien contra lo que hubiera de falta de hospitalidad en la acción.

 

2.      John Stott hace el siguiente comentario respecto al pecado de Sodoma:

 

a.       El argumento... no es convincente por una serie de razones:

 

i.        Las palabras "maldad" y "mal" (Gen 19:7; Jueces 19:23) no parecen las más apropiadas para describir la falta de hospitalidad.

 

ii.      El ofrecimiento de mujeres a cambio "da la impresión de que el episodio tiene alguna connotación sexual"

 

iii.    Si bien el verbo yadhá [conocer] se emplea sólo diez veces con referencia a las relaciones sexuales..., seis de estos casos ocurren en Génesis, y uno de ellos en la misma historia de Sodoma (versículo 19:8 con relación a las hijas de Lot quienes no hablan "conocido varón").

 

iv.    Para quienes tomamos en serio el Nuevo Testamento, la afirmación inequívoca de Judas [Y que Sodoma y Gomorra, junto con las ciudades limítrofes entregadas como ellas a la lujuria y al homosexualismo, sufrieron el castigo de un fuego perpetuo, sirviendo así de escarmiento a los demás. Judas 7] no puede ser descartada como un mero error copiado de los escritos apócrifos judíos. Sin duda, la conducta homosexual no era el único pecado de Sodoma; pero, de acuerdo con las Escrituras, ciertamente uno de ellos.

 

3.     Levítico 18:22. En este texto se considera la relación hombre-hombre como una "abominación". Este término no tiene una connotación moralista, sino que pretende condenar la idolatría. Muchas prácticas estaban prohibidas a Israel sencillamente porque se consideraba que pertenecían específicamente a culturas extranjeras. Los antiguos judíos evitaban prácticas comunes entre los gentiles (como comer cerdo) y la homosexualidad era tenida como una práctica de los pueblos paganos. Levítico no tiene un enfoque ético sino ritual.

 

4.      Referente a esto Stott comenta:

 

a.      Ambos textos en Levítico pertenecen al "código de santidad" que es el corazón del libro, y que desafía al pueblo de Dios a guardar sus leyes y a no imitar las prácticas de Egipto (la tierra en la que antes vivían) ni las de Canaán (la tierra hacia la cual se dirigían) Esas prácticas incluían, las relaciones sexuales en los niveles prohibidos, una variedad de desviaciones sexuales, el sacrificio de niños, la idolatría y la injusticia social de diferentes tipos. Es dentro de este contexto más amplio que corresponde leerlos siguientes versículos [referencia a los de Levítico ya mencionados)

 

b.      Michael Ukleja en el libro Living ethically in the 90s hace el siguiente comentario respecto al enfoque que los homosexuales hacen de los pasajes de Levítico:


5.      Argumentan que los pasajes de Levítico realmente no están hablando contra la homosexualidad como tal, sino contra la identificación con las prácticas de las religiones extranjeras. El tema no era la justicia de Dios sino la identidad religiosa.... Pero este tipo de razonamiento es débil en varios aspectos. El primer punto equivocado es asumir que la pureza moral y la pureza ritual siempre son distintas... Para mantener dicha distinción uno debería concluir que el adulterio no era moralmente incorrecto (18:20), que los sacrificios de niños no tenían implicaciones morales (18:21), y que no hay nada intrínsecamente moral en el bestialismo [zoofilia] (18:23). El punto es que la pureza ceremonial y moral muy a menudo coinciden.

 

B.     Nuevo Testamento

 

1.      Romanos 1:27. Se mencionan las relaciones entre hombres, que se describen como "deshonestas" y "abominables". Pablo considera las relaciones homosexuales como impuras (Romanos 1:24) así como la no circuncisión o las comidas prohibidas. En la prohibición respecto a los homosexuales, pesaba más la consideración de "impureza" legal que la desviación mora! y el hecho que con frecuencia las prácticas de prostitución homosexualidad formaban parte de cultos idolátricos

 

2.      Para defender la postura homosexual, algunos mencionan que Pablo no conocía la diferencia entre un "invertido", es decir, aquel que tiene una orientación sexual homosexual y el "pervertido", es decir, aquel que a pesar de ser heterosexual practica actos homosexuales. De hecho, sería esta última, la práctica condenada por Pablo, no así las relaciones homosexuales estables y con un vínculo de amor auténtico. No puede dejar de ser heterosexual quien nunca lo ha sido. Este sería el caso del homosexual que nace con esta tendencia claramente definida. .

 

3.      D.F. Wright en Dictionary of Paul and his letters escribe lo siguiente respecto a este pasaje de Romanos:

 

a.      La fuerza de esta inequívoca presentación de las relaciones sexuales, tanto masculinas como femeninas con personas del mismo sexo como un signo de impiedad, es hoy en día, a menudo descafeinada por medio del uso de ciertos argumentos minimizadores....

 

Se dice, por ejemplo, que la condenación sólo está dirigida a la depravación homosexual inspirada por prácticas idolátricas (por ejemplo, la prostitución sagrada) y no tiene incidencia sobre relaciones entre personas del mismo sexo en otros contextos.

 

Pero esto es ignorar la clara secuencia del texto de Pablo, que cita el incuestionable carácter inmoral de la homosexualidad, juntamente con "toda clase de maldades" tales como envidia, homicidios, desobediencia a los padres (Romanos 1:29-31) que son presentados como evidencia de las consecuencias de abandonar a Dios.

 

Aún menos plausible es la interpretación (de J. Boswell. entre otros) que limita la referencia de Pablo a aquellos heterosexuales que buscan uniones homosexuales contrarias a sus naturalezas heterosexuales. El pasaje no condena, se aduce, las personas homosexuales por naturaleza. Esta lectura restrictiva es artificialmente conseguida, ya que Pablo está hablando de la sociedad en general, y se concentra en la conducta en si misma. Una distinción entre personas de orientación homosexual y heterosexual era ciertamente desconocida para él.

 

Otros, de nuevo argumentan que "contra naturaleza" simplemente significa no convencional, contrario a las prácticas sociales aceptadas. Pero la prominencia del tema de la creación divina en el contexto (especialmente Romanos 1:20,25) seguramente requiere, que el desafío a lo que es natural, sea construido a base de burlarse de las distinciones sexuales básicas en el diseño creativo de Dios.

 

Finalmente, L. W. Countryman piensa que Romanos 1:26-27 trata los actos homosexuales no como pecaminosos, sino sólo como impuros, (un aspecto integral pero desagradable de la cultura gentil). Tal lectura, que hace que el significado de las declaraciones de Pablo sean, culturales más que morales, simplemente pierde de vista el triple paralelismo del pasaje, donde por tres veces se enfatiza que "Dios los ha abandonado" El pasaje es investido de una delicadeza sofística poco probable.

 

Los variados intentos de privar de validez a Romanos 1 en la discusión ética moderna [del tema de la homosexualidad}, acostumbran a perder de vista un aspecto que da fe de una reseñable perspicacia de parte de Pablo. Estos versículos contienen una de las primeras condenas combinadas de la homosexualidad femenina y masculina por igual. Sólo dos textos anteriores [no bíblicos] pueden ser conectados con este. Por tanto, es muy improbable que Pablo derivara el suyo de una tradición anterior. El hecho de que condene ambas, la práctica masculina y femenina como una sola y de manera conjunta, junto con su uso del lenguaje, que no identifica específicamente a la pederastia como el abuso masculino, da a esta afirmación [de Pablo} una fuerza genérica. No había un equivalente para pederastia en el lado femenino.

 

De forma contraria a muchas afirmaciones, la pederastia como tal nunca es mencionada en el Nuevo Testamento. A pesar de la disponibilidad de un variado abanico de palabras y frases denotando la pederastia, ninguna de las referencias del Nuevo Testamento a desórdenes sexuales entre personas del mismo sexo especifica la pederastia como una forma de homosexualidad.

 

Este último comentario tiene sentido porque, a menudo, los comentaristas que defienden las posiciones homosexuales, afirman que las condenas de Pablo en Romanos, Corintios y Timoteo se refieren más bien a la pederastia practicada en la antigüedad clásica por hombres mayores que abusaban sexualmente de jovencitos.

 

3.      PERSPECTIVA PASTORAL.

 

A.    El pecado en perspectiva

 

1.      Los cristianos tenemos la costumbre de clasificar y valorar con mayor gravedad todo tipo de pecado sexual. Un creyente puede ser un mal empresario y tratar injustamente a sus obreros, sin embargo, puede ser considerado un asunto privado. Un miembro de la iglesia puede estar enemistado con otro y, ni siquiera, dirigirse la palabra. No obstante, toda la congregación convive con esa realidad sin inmutarse. Un cristiano comete un desliz sexual y puede ser expulsado de la iglesia o privado de comunión sin más.

 

2.      La homosexualidad es un pecado. Es un pecado relacionado con la sexualidad humana. Pero los pasajes paulinos que ya hemos mencionado, la colocan al mismo nivel que la idolatría (en su forma más amplia, idolatría es cualquier cosa que desplaza a Dios del lugar central en nuestras vidas), los ladrones, los borrachos, los difamadores (deporte practicado con cierta asiduidad en las congregaciones cristianas), los avaros, los tramposos, los embaucadores, los perjuros y los asesinos. Cierto que la homosexualidad es un pecado, pero ni de mayor ni menor gravedad que otros muchos pecados que son mencionados en la Palabra de Dios.

 

3.      Ananías y Safira murieron a causa de una mentira relacionada con una ofrenda que habían dado a la iglesia. Esta historia, narrada en el libro de los Hechos, nos enseña que la gravedad del pecado consiste en que es un acto de rebelión y desobediencia contra el Dios que gobierna el universo. La gravedad del pecado no radica en las consecuencias, sino en contra de quién es cometido. ¿No fue Jesús quien afirmó que desear a una mujer y adulterar con ella eran equivalentes?

 

4.      La gravedad del pecado consiste no en el grado de tolerancia social hacia el mismo, sino en el hecho de que atenta contra la autoridad soberana de Dios. Es un acto de clara rebelión contra Él.

 

5.      Tampoco hemos de olvidar que la Biblia condena la práctica homosexual pero no la tendencia homosexual. Una persona puede sentir atracción hacia seres humanos del mismo sexo, sin embargo, consciente de la inmoralidad de su acto, privarse y abstenerse de la práctica de las mismas. Los textos bíblicos relacionados con la homosexualidad parecen claramente indicar esta dirección. Respecto a este punto Sue Bohlin, en Homosexuality: Questions and Answers dice lo siguiente:

 

a.      La línea entre tentación sexual y pecado sexual es la misma para ambos, heterosexuales y homosexuales. Es el punto en el que nuestra voluntad consciente se involucra. El pecado comienza con actos internos de lujuria y creando fantasías sexuales. Lujuria es ser indulgente con tus deseos sexuales, eligiendo de forma deliberada alimentaría atracción sexual. Las fantasías sexuales son actos conscientes de la imaginación. Es crear películas pornográficas en nuestras mentes. Tal y como el Señor Jesús dijo en el Sermón del Monte, todo pecado sexual comienza en la mente mucho antes de que llegue al punto de la expresión física. Muchos homosexuales manifiestan: "Nunca pedí semejantes sentimientos. No los he escogido,"y probablemente es verdad. Por eso es por lo que es importante darnos cuenta que la Biblia de forma especifica condena las prácticas homosexuales, pero no sentimientos homosexuales no desarrollados (tentación). Hay una diferencia entre tener sentimientos sexuales y dejarlos crecer y convertirse en lujuria. Cuando Martín Lutero habló acerca de los pensamientos impuros, dijo, "No puedes impedir que los pájaros revoloteen sobre tu cabeza, pero puedes impedir que construyan un nido en tu pelo."

 

6.      La homosexualidad no es el pecado imperdonable (Marcos 3:28-30) En 1 Corintios 6 Pablo menciona la homosexualidad como una de las causas para no entrar en el reino de Dios, pero también menciona que eso mismo eran algunos de los corintios. Por tanto, la homosexualidad es un estilo de vida que puede ser abandonado y perdonado. Las personas se condenan por su negativa a aceptar a Cristo como Señor y Salvador. Si un homosexual acepta al Señor y se convierte de su estilo de vida es totalmente perdonado y reconciliado con el Dios.

 

B.     La aplicación de la grácia

 

1.     No es una barbaridad el afirmar que Dios ama incondicionalmente al homosexual. Dios ama a la persona homosexual y murió por ella. Dios no acepta, sin embargo, la conducta homosexsual. De la misma forma que Dios no acepta ninguna de nuestras prácticas pecaminosas, antes o después de nuestra conversión.

 

2.      Dios envió a su Mijo a morir por los homosexuales. Ellos estaban en su mente cuando Dios ideó el plan de la salvación. Fue el amor hacia ellos la motivación que el Señor tuvo para humanarse y morir.

 

3.      Dios no odia a los homosexuales y tiene un corazón compasivo hacia ellos. La homosexualidad no es a los ojos de Dios un pecado más abominable ni repulsivo que otros. Dios sufre por el extravío del homosexual y desea la reconciliación con él, de la misma forma que la desea con cualquier otro pecador.

 

4.      Los cristianos debemos mostrar hacia el homosexual la misma actitud que el Señor tiene hacia él. El amor incondicional, la aceptación de la persona (no de su conducta), la compasión por la esclavitud y las consecuencias de un estilo de vida homosexual (SIDA, promiscuidad, abandono, persecución social en muchos países, etc.) han de caracterizar la actitud de la comunidad cristiana hacia el colectivo homosexual. Debemos ser canales de la gracia de Dios hacia esta comunidad. La gracia es tratar a alguien con amor, no como merecería ser tratado. ¿Cómo podrán los gays y las lesbianas entender que Dios les ama y desea tener una relación con ellos, si nosotros, con nuestras actitudes, no encarnamos el amor y la aceptación de Dios?

 

C.    Distinguir entre el homosexual y la agenda homosexual.

 

1.      La actitud compasiva y de aceptación que el cristiano debe mostrar hacia la persona homosexual no necesariamente está reñida con la firme oposición a la agenda homosexual. Se entiende por agenda homosexual los esfuerzos coordinados de grupos de gays y lesbianas por imponer en la sociedad una serie de cambios y reformas relacionados con el estilo de vida homosexual.

 

2.      Los colectivos de homosexuales y lesbianas han formado en todo el mundo occidental grupos de presión con la finalidad de favorecer una aceptación de la realidad homosexual y un cambio en la legislación. Este cambio de legislación tiene por objetivo, por ejemplo, el matrimonio entre personas del mismo sexo, la adopción de niños por parte de parejas homosexuales, y la libertad para poder presentar la homosexualidad como una alternativa natural en los centros de enseñanza, por citar tan sólo algunos aspectos. Estos grupos de presión tienen una fuerza increíble en Estados Unidos y otros países europeos, y poco a poco ganan en influencia en nuestro país.

 

3.      La agenda homosexual acusa de homofobia a todo individuo o institución que se atreva a emitir un juicio moral o ético contrario a la homosexualidad. El objetivo es silenciar, mediante la acusación de homofobia e intolerancia, cualquier intento de calificación de la homosexualidad desde un punto de vista moral. En un agudo cambio en el significado de la palabra tolerancia, los homosexuales no solamente desean ser ellos mismos, y vivir su sexualidad tal y como les apetezca. Tolerancia significa que nadie pueda cuestionar la validez o moralidad de su estilo de vida.

 

a.       Una prueba interesante de dicha actitud fue la querella que La Coordinadora Gay y Lesbiana presentó contra Elías Yanes, el presidente de la Conferencia Episcopal Española. Según informaba el periódico La Vanguardia:

 

i.        han presentado una querella por los presuntos delitos de injurias y discriminación al afirmar que las relaciones homosexuales eran un "mal moral". Según el colectivo de gays y lesbianas, monseñor Yanes atentó contra su integridad moral en unas declaraciones que efectuó el pasado 21 de abril [de 1997} en lo que fue una apología a la familia cristiana tradicional frente a las parejas de hecho

 

b.      Otra prueba en el mismo sentido sería la querella contra el Papa Juan Pablo II, presentada por un grupo de homosexuales holandeses ante los tribunales de su país. ¿El motivo? El juicio moral del jefe de la Iglesia Católica contra el estilo de vida homosexual

 

4.      La agenda homosexual incluye otros objetivos, por ejemplo, la introducción en las escuelas. Como ilustración reproducimos un artículo publicado por el diario español La Vanguardia el 22 de junio del año 2000

 

a.       Los gays y lesbianas de Cataluña quieren que la homosexualidad deje de ser invisible en los libros de texto, a los que acusan de seguir sólo el "modelo reproductor" sin respetar todas las opciones sexuales de las personas. "La historia y la literatura en la escuela siguen aún planteamientos heterosexistas, en los que no se intenta enseñar qué es la homosexualidad, afirma Ferran Pereda, miembro de la comisión unitaria creada por las 24 asociaciones homosexuales catalanas para conmemorar el día mundial del Orgullo Gay, el 28 de junio.

 

Gays y lesbianas consideran que la educación sexual en la escuela "se enmarca en la transmisión de un modelo heterosexual, genital y reproductivo", que "se centra sólo en la prevención del embarazo no deseado y de las enfermedades de transmisión sexual" y que deja de lado "el respeto al derecho a la diversidad y al aprendizaje a ser consecuente y feliz con la propia sexualidad", según detalla el manifiesto preparado para la jornada reivindicativa.

 

La fecha oficial, 28 de junio, conmemora el levantamiento de 1969 en Stonewall, un bar gay neoyorquino acostumbrado a las redadas policiales. Ese día, clientes y camareros se atrincheraron en el local y el enfrentamiento acabó en batalla campal por todo el Greenwich Village.

 

Las 24 asociaciones catalanas de gays, lesbianas y transexuales han impulsado, además de la manifestación, un ciclo de conferencias y presentaciones con especial énfasis en la cuestión educativa. "Una cosa es la reproducción y otra la sexualidad -argumenta Josep Ribes, otro coorganizador-. En los libros de texto se esconden las realidades; nunca se habla de la homosexualidad como una opción más que tienen las personas.

 

4.      LA PERSPECTIVA GENÉTICA.

 A.    La polémica

 

A partir del año 1994 se ha ido extendiendo más y más la idea del origen genético de la homosexualidad- Hoy en día es común que muchas personas estén totalmente convencidas de que una persona nace con una orientación homosexual predeterminada por sus genes. A ello, han contribuido grandemente, la popularización e interpretación por parte de los medios de comunicación de ciertos descubrimientos científicos

 

 

1.      La obra de Dean Hammer.

 

Reproducimos íntegramente parte de un artículo del diario El País:

 

"Hace dos años. Hammer demostró en un estudio de las historias familiares de 114 varones homosexuales que esta característica tiende a ser heredada. Hammer halló que el 13,5% de los hermanos varones de estos hombres también eran homosexuales, frente al 2% de la población general, una diferencia significativa que parecía indicar un componente hereditario en la orientación sexual. Hammer también comprobó que sus tíos y primos por parte de madre eran homosexuales con más frecuencia que lo estadísticamente normal, lo que indicaba que fuera cual fuere el componente heredado era probable que se transmitiera por línea materna. Esto implicaba al cromosoma X, que los varones heredan de su madre.

 

Hammer llevó a cabo estudios moleculares detallados del material genético -la secuencia del ADN- de los cromosomas X de 40 parejas de hermanos homosexuales, con el fin de investigar los marcadores genéticos, que pueden compararse con señales indicadoras en un mapa de carreteras. El científico comprobó que en 33 de los casos ambos hermanos habían heredado los mismos marcadores genéticos de una zona del cromosoma X conocida como Xq28.

 

Esa región sólo representa el 0,02% de la composición genética total de los seres humanos, aunque podría contener varios cientos de genes."

 

2.     Los descubrimientos de Simón LeVay

 

En un artículo titulado Finding a Needle in the Ocean. el doctor J. Satinover explica los descubrimientos hechos por LeVay.

 

a.       LeVay es un neuroforense de San Francisco. En el año 1991 publicó un artículo en la prestigiosa revista Science en el que indicaba que había localizado un núcleo de células en el cerebro de homosexuales masculinos, a los que se les había realizado una autopsia, cuyo tamaño era el doble que el mismo núcleo en los cerebros de hombres heterosexuales a los que también se les había practicado la autopsia. La interpretación que los medios de comunicación hicieron de dicho descubrimiento fue, que las diferencias cerebrales entre heterosexuales y homosexuales hablan eliminado cualquier incerteza que quedara acerca del origen [genético] de la homosexualidad. Quedaba claro, para los medios de comunicación, que ni factores sociales ni la libre elección eran determinantes para explicar la homosexualidad"

 

B.     Las implicaciones

 

Las implicaciones del posible descubrimiento del "gen homosexual" son evidentes. Si la homosexualidad no es una enfermedad, como declaró hace años la Asociación Americana de Psiquiatría, y como los colectivos homosexuales se han esforzado por imponer, entonces es una cuestión de libre elección.

 

Pero si es una cuestión de libre elección, si se trata de una decisión personal con respecto a la orientación sexual, entonces puede ser juzgada desde el punto de vista moral.

 

Si yo soy libre para elegir, entonces soy responsable para afrontar las consecuencias. Una de estas consecuencias sería la posibilidad de que mi conducta, mis elecciones, puedan ser sometidas a juicio desde el punto de vista ético y moral.

 

La homosexualidad va ganando poco a poco aceptación social y cultural en la saciedad occidental. Sin embargo, a los ojos de los cristianos, es todavía susceptible de ser condenada en base, no a lo que la sociedad diga, sino sobre la base de lo que la Palabra de Dios enseña.

 

Ahora bien, si se descubriera y estableciera que la homosexualidad no es una opción libre y personal, una elección, sino más bien una determinación genética ¿cuáles serían las implicaciones?

 

Entonces la homosexualidad sería algo innato, genético y, por tanto, incambiable, una variación normal y común de la naturaleza humana. Si esto fuera cierto, tan sólo los intolerantes, los fanáticos o los ignorantes, condenarían la homosexualidad, ya que ¿quién culparía a alguien por tener ojos azules, cabello negro, piernas cortas o cualquier otro tipo de configuración genética? Ya no habría ninguna base para el juicio moral.

 

C.    El origen de la polémica

 

La gran pregunta que hemos de plantearnos es, si existe realmente un "gen homosexual" o nos encontramos más bien, ante una campana interesada de los medios de comunicación para promover un ambiente favorable hacia la homosexualidad, ¿qué dice la comunidad científica al respecto?

 

1.     La prensa como caja de resonancia.

 

El ya mencionado doctor Salinover en otro articulo titulado The Gav Gene? Ilustra el papel que juegan los medios de comunicación en la propagación de una idea equivocada con relación al "gen homosexual"

 

"En respuesta a la investigación del "gen homosexual" el Wall Street Journal tituló su informe, "La investigación señala hacia un "gen homosexual" un subtitular del articulo del Journal afirmaba "Variación Normal" -dejando al lector despreocupado, con la impresión de que la investigación guiaba a esta conclusión. No lo hacía, no podía hacerlo. El subtitular aludía únicamente a la opinión personal y carente de base del director de la investigación, tal y como lo afirmó, "es una variación normal de la conducta humana"

 

Incluso el New York Times, en su más moderado artículo de portada titulado "Informe sugiere que la homosexualidad está vinculada con los genes* indicaba que otros investigadores alertaban contra una interpretación exagerada del trabajo o "asumir que significa algo tan simplista como que el "gen homosexual" ha sido encontrado."

 

Al final del articulo del Wall Street Journal, al pie del último párrafo en la última página, en el fondo del periódico, se citaban las reacciones a la investigación de un prominente investigador genético. Observaba que: "Por ejemplo, puede ser que el supuesto gen es sólo "asociado" con la homosexualidad, en vez de ser el causante de la misma."

 

El comentario final de este genetista es muy importante. No es lo mismo ser el causante, que estar asociado con. Las implicaciones son totalmente diferentes. Pero para la inmensa mayoría de los lectores de ambos artículos, como para la mayoría de nosotros, lo que queda son los titulares, y ya sabemos que mucha gente considera totalmente cierto, sin ningún tipo de duda, ni reflexión ni indagación posterior, cualquier cosa que aparece en un medio de comunicación.

 

D.    El estado actual de la investigación

 

1.      Según los expertos, los resultados de las investigaciones de LeVay acerca de las diferencias cerebrales, están lejos de poder establecer algún tipo de vínculo entre los genes y la homosexualidad. Su descubrimiento no fue el primero de este tipo. Satinover, en su artículo Finding a needle in the Ocean. indica que un año antes de la publicación de los descubrimientos de LeVay, un grupo de científicos escribió un artículo en la revista Brain research (Investigación cerebral), indicando que habían encontrado una diferencia similar, en volumen y número de células. Los medios de comunicación, sin embargo, no se hicieron eco de esta noticia, ya que a diferencia de la revista Science, que es de mucha mayor difusión, Brain research, circula sólo en el ámbito de los neurólogos, y éstos entendieron la investigación y sus limitaciones, guardándose mucho de hacer grandes pronunciamientos.

 

2.      Muchos científicos consideran que el muestreo usado por LeVay es del todo insuficiente, y que serian necesarios estudios realizados sobre cientos o quizás miles de individuos, para poder llegar a conclusiones relevantes y a tendencias claras. De todos modos, aunque en la actualidad inexistentes, si estas diferencias cerebrales pudieran ser demostradas de manera convincente, deberíamos entrar entonces en el debate acerca de su significado y valor. Como dice al respecto Satinover:

 

a.       "Su significado estaría a la par con el descubrimiento de que los atletas tienen músculos mayores que los que no son atletas. Puesto que una tendencia genética a tener músculos más largos puede hacer más fácil el convertirse en atleta (y, por tanto, tal individuo lo será más probablemente), llegar a ser un atleta dará con toda certeza una persona músculos más largos."

 

3.      Dicho de otra manera, los atletas tienen los músculos más grandes por ser atletas, ¿o bien son atletas porque tienen los músculos más grandes?. Trasladado al campo que nos interesa, se plantearía el siguiente dilema. ¿Las diferencias observadas en los cerebros de los homosexuales son las productoras de la homosexualidad, o por el contrario, las prácticas homosexuales han producido estos cambios en los cerebros de los homosexuales? A este respecto K. Kilvingston en Theories of Causation, Reorientation and the Politics and Ethics Involved. escribe:

 

a.       "Las redes neurológicas del cerebro se reconfiguran a sí mismas en respuesta a ciertas experiencias. Un fascinante estudio del Instituto Nacional de la Salud encontró que en personas que leen Braille después de volverse ciegos, el área del cerebro que controla la lectura por medio de los dedos crecía en tamaño."

 

4.      Una deducción lógica aplicada al tema que nos ocupa seria que las diferencias apreciables en el cerebro de los homosexuales estarían precisamente producidas por el desarrollo de un estilo de vida homosexual.

 

5.      Las opiniones de la comunidad científica con relación al "gen homosexual"

 

a.      A.D. Hamer, el más prominente investigador el "gen gay" se le preguntó si la homosexualidad tenia sus raíces exclusivamente biológicas, a lo cual él mismo replicó:

 

i.       "Absolutamente no. Del estudio realizado sobre gemelos, sabemos en estos momentos que la mitad o más de la variabilidad en la orientación sexual no es heredada [biológicamente]. Nuestros estudios tratan de precisar los factores genéticos ...no negar los factores psicológicos."

 

b.      El mismo investigador añade en otro artículo

 

i.        "Los genes son hardware ¡está usando lenguaje de computadoras]... los datos de las experiencias de la vida son procesados a través del software sexual en los circuitos de identidad. Sospecho que el software sexual es una mezcla de ambos, genes y entorno, tanto y al mismo nivel como el software de una computadora es una mezcla de lo que le instala el fabricante y lo que le añade el usuario."

 

c.       El sociólogo Steven Goldber escribe lo siguiente respecto a la polémica:

 

i.        "Prácticamente toda la evidencia argumenta en contra de la existencia de un factor causal fisiológico [biológico, o genético] que sea determinante, y no conozco ningún investigador que crea que tal factor determinante [de la homosexualidad] exista.... Tales factores juegan un papel de predisposición, no de determinación. No conozco a nadie en este campo de investigación que argumente que la homosexualidad puede ser explicada sin referencia a factores ambientales."

 

d.      La Asociación Americana de Psicología dice:

 

i.        "Varias teorías han propuesto fuentes discrepantes para la orientación sexual.... Sin embargo, muchos científicos comparten el punto de vista que para la mayoría de las personas, la orientación sexual es moldeada en una edad temprana a través de complejas interacciones de factores biológicos, psicológicos y sociales."

 

e.       Para finalizar reproducimos unos fragmentos de un folleto titulado "Whv ask whv?" (¿Por qué preguntar el porqué?), publicado por una asociación llamada PFLAG (Padres y amigos de homosexuales y lesbianas). Este folleto habla de las investigaciones acerca de la homosexualidad y la biología, y dice lo siguiente:

 

i.        "Hasta la fecha, ningún investigador ha pretendido que los genes determinan la orientación sexual. Como máximo, los investigadores creen que tal vez haya un componente genético. Hasta la fecha ninguna conducta humana, tampoco la conducta sexual, ha sido conectada con registros genéticos... la sexualidad, como cualquier otra conducta, es indudablemente influenciada por ambos factores, biológicos y sociales."

 

f.       El 29 de Abril del año 1999 el periódico La Vanguardia publicaba un artículo que fue reproducido por la agencia de noticias Gabpress y que aparece a continuación. En este artículo se mencionan las últimas novedades sobre el debate acerca del origen genético de la homosexualidad.:

 

i.        Seis años después de que genetistas de Estados Unidos anunciaran que habían localizado un gen que predispone a la homosexualidad masculina, un nuevo estudio sobre el mismo tema realizado en Canadá no ha encontrado pruebas de la existencia de dicho gen. Los autores de este segundo estudio sostienen que probablemente existen genes que aumentan la probabilidad de que un hombre sea homosexual, pero que no se encuentran en el lugar del genoma que indicaba el estudio de 1993. .

 

El director del primer estudio, por su parte, ha criticado la metodología utilizada por los genetistas canadienses y ha señalado que si no han encontrado pruebas de la existencia del gen es simplemente porque lo han investigado mal.

 

La existencia de genes que influyen en la orientación sexual de los hombres quedó patente en 1991, cuando un estudio de la Universidad del Noroeste de Illinois (EE.UU.), detectó que el 52% de los gemelos univitelinos de hombres homosexuales también eran homosexuales, mientras que en los gemelos bivitelinos (que tienen menos genes en común) la cifra caía al 22%. .

 

Empezó entonces una carrera para identificar estos genes. A los dos años, Dean Hamer -del Instituto Nacional del Cáncer de EE. UU. - anunció la localización de uno de ellos. Tras observar que en familias con varios hombres homosexuales hay más casos entre los parientes por línea materna que paterna, Hamer se centró en el cromosoma X, pues es el único que los hombres heredan sólo de sus madres.

 

Allí descubrió que, en la región del gen llamada Xq28, un grupo de cuarenta parejas de hermanos homosexuales tenían más similitudes de lo que era de esperar por azar. Y dedujo que en aquella región residía un gen de la homosexualidad. Hamer confirmó sus resultados en una segunda investigación con un grupo distinto de 33 parejas de hermanos que presentó dos años más tarde.

 

Pero aunque localizó dónde se encontraba el gen, el investigador no identificó de qué gen se trataba, ni la proteína que producía ni de qué modo actuaba. Ahora, científicos de la Universidad del Oeste de Ontario (Canadá) han repetido la investigación con 52 parejas de hermanos reclutados por medio de anuncios en publicaciones gays. Su conclusión, publicada en la revista científica "Science", es que los hermanos que son homosexuales no tienen más similitudes en la región Xq28 que cualquier otro par de hermanos cogido al azar.

 

En cualquier caso, se puede responder a estos estudios que analizan los factores ligados a la transmisión genética de la homosexualidad, que existen orientaciones y reacciones, como la agresividad, que aún considerándolas naturales o mediadas genéticamente, no puede justificarse su promoción o considerar natural siempre su uso.